jueves, 27 de agosto de 2009

Uñas de princesa

Nunca como en los últimos años el arreglo de las uñas se hizo tan popular... Casi no tengo amigas o conocidas que se hayan resistido al spa de manos, cambio de esmaltes, uñas francesas y demás servicios ad hoc; y la verdad es que en mi caso, se volvió una sana costumbre el hecho de ir semanalmente a arreglarme las manos. Por otra parte, al igual que otras adeptas a dichos cuidados, suelo tener en casa un "arsenal" de productos para cualquier emergencia...




Valen's nails set


A la hora de elegir un lugar para el arreglo en sí, no todas son mieles... Cuesta encontrar ése que reúna todas las cosas que buscamos: trabajo óptimo (y porque no, excelente), buen precio, clima ameno, manicura que nos hable un poco pero que no nos atormente con opiniones, que entienda lo que queremos y que no nos corte de más las cutículas, que use material descartable, que tenga los colores de la temporada y que cuando decimos que queremos que la línea de la francesita sea fina, la haga fina... En fin, pedimos demasiado? No creo...



Por suerte para las peluquerías y espacios de estética, el arreglo de pies y manos se ha generalizado muchísimo y cada día somos más y más las mujeres que recurrimos a sus servicios. Atrás quedaron las épocas en que "hacerse las manos" era considerado un gasto superfluo y solo estaba reservado para ciertos eventos. Hoy todas tenemos esa rutina semanal (o quincenal, dependiendo de la altura del mes y del dinero disponible) de dedicarnos una horita para el cuidado de las uñas. Al fin y al cabo, la sensación de contemplar la prolijidad de nuestros dedos compensa el gasto y el tiempo que nos perdimos esperando que se seque el esmalte.
De todos modos, el premio mayor está al salir, cuando nos miramos mil veces las manos y ensayamos gestos delicados para que se luzcan, mientras rezamos para que no se nos salte ni se corra la pintura (por lo menos hasta dentro de tres o cuatro días)... Es en esos instantes cuando nos felicitamos por haber destinado nuestro rato libre a este pequeño placer hedonista, mientras nos juramos continuar semanalmente la rutina porque "es una pena no mantenerlas, ahora que están tan lindas"...



Y sí, la vida también tiene estas cosas... y está bien!!! Besos:>

15 comentarios:

Maggie dijo...

en más de 30 años nunca recurrí, me da pánico que la gente me toque los pies o las manos.

pero que quedan bien, eso es innegable.

lo único que no no no es la francesa, es tan noventosa que no la puedo ver. y las uñas esculpidas, oh my god.

eso.

beso,

Anónimo dijo...

Adoro la suñas arregladas, tanto las de las manos como las de los pies, y a diferencia de Magie a mi me encantan las francesas!!!!!jaja
Besos
Lucre

Anónimo dijo...

Ahhh me olvide de decir que mi turno de los miercoles para la belleza de mis manos es sagrado, salvo razones de fuerza mayor.
Lucre

Anónimo dijo...

ME GUSTA MUCHO TENER MIS MANOS Y MIS PIES ARREGLADOS, CREO QUE ES UN TOQUE DE DELICADEZA QUE NO ES COSTOSO Y QUEDA MUY BIEN!!!!
PIA

Pili Charles dijo...

No hay nada que te haga sentir mas glamorosa que ir a arreglarte las manos... Parece mentira como tener las unas bien pintadas hace que tu mano quede más fina además de que te ayuda a resaltar el conjunto

matichica dijo...

Ay, veo que están todas, eh.. Maggie, las unñas pintadas te quedan divinas con esos dedos larguísimos que tenés. Si probás con una profesional, te haces adicta, ja!!!
Lucre, compartimos a la genia de Mariana que nos hace maravillas en las manos.
Pili... Bienvenida, hermosa!!! pude ver tus manos y doy fe de lo finas que lucen.
Besos:>

Anónimo dijo...

YO SOY UNA PERSONA MAYOR Y ME ENCANTA TENER LAS MANOS Y LOS PIES BIEN ARREGLADOS, TUS MANOS MATICHICA DIVINAS . BESOS ANI

Anónimo dijo...

AYER TE MANDE COMENTARIO , TE DECIA QUE ESTABA FELIZ DE VER LAS HERMANAS COMPRANDO Y CHUSMIANDO EN HERMES ¿TE ACORDAD CUANDO ESTABAMOS EN PARIS Y LLEGAMOS A HERMES Y QUEDAMOS IMPACTADAS ?. BUENO AHORA EN ARGENTINA HACEMOS LO MISMO .,,,,QUE FASHION ,,,. TU MADRE

bipolar dijo...

Hay pocas cosas tan cotidianas que te puedan hacer sentir tan bien como hacerte las manos. Yo lamentablemente tuve que dejar de ir cuando me quedé sin trabajo, pero el cuidado de mis uñas es algo que no puedo abandonar. Nueva costumbre: todos los domingos me levanto, me hago unos mates, me siento tranquila con el diario... y dedico una hora (o a veces más) a dejar mis manos y uñas hermosas para el resto de la semana. Es un placer que no abandonaría.

matichica dijo...

Hola Bipo!!!
Mirá, vernos las manos prolijas es un placer aunque no te lo haga una profesional, no? Yo muchas veces me las arreglo (mal, por supuesto) hasta que me hago el tiempo par air a Fiona, mi templo de belleza.
Besos:>

Pipistrela dijo...

Hola matichica, con respecto a lo del post de mi blog, si es push up mejor!! ahora con respecto a las manos, yo me considero una privilegiada, que tiene unas lindas manos, con CERO cuticulas, asi que me las limo siempre yo y yo me hago la francesita, A PULSO!!! si queres me saco una foto y la posteo en mi blog.

Besitos!!!

matichica dijo...

Gracias por el dato push up, probaremos!!!
Qué envidia tus manos y sobre todo, tu pulso...yo soy un desastre!!! Quiero pruebas!!!
Besos:>

Lola Lola dijo...

Hola! arreglarse las manos se vuelve adictivo... veo que tenés esmaltes de Emolan, todo un descubrimiento ,¿No? Yo les tenía una terrible desconfianza y resultaron buenísimos...ay, lo que es el prejuicio...
Besos!
Lola

Maggie dijo...

supongo que iremos a hacernos las manos juntas la próxima. es como un trippy, la única con la que podría hacerlo es-ya-sabés-quién.

sofi! dijo...

amo mantener mis manos perfectas, pero la verdad es que muy pocas veces voy a la manicura.. la pedi si, porque me da fiaca hacerme los pies, jajjaja
acá en capital hay spas de pies y manos que la verdad hacen muy bien su trabajo (en las peluquerías muy pocas veces hicieron lo que les pedí!)
me encantó la faldita blanca de encaje, una divinura..
besitos!