lunes, 14 de septiembre de 2015

Turista en la city III

Esta vez mi "escapada porteña" se tiñe de aires franceses ya que tuve la oportunidad de alojarme en el Alvear Palace Hotel, y decir Alvear es viajar inmediatamente al país galo. Concebido durante la Belle Époque, este majestuoso palacio sigue la inspiración Luis XIV/Luis XV en sus habitaciones, suites y espacios comunes, pero cuenta con la modernidad y el confort necesarios para hacerlo un refugio contemporáneo y de estilo apto para muy exigentes. 


La confitería del lobby invita al café o tragos en un escenario imponente


Vajilla de plata, un clásico en los salones del Alvear


Las habitaciones y suites están decoradas según los estilos Imperio y Luis XV. Yo me alojé en una suite de lujo que cuenta con amenities Hermés -exclusivas para Argentina- y frutas frescas el día del arribo; además de sábanas de algodón egipcio y amplio baño con Jacuzzi y TV led. Ver video con recorrido por la suite acá




Estas habitaciones cuentan con servicio de mayordomo y planchado de cortesía de una prenda el día de llegada. Una paquetería, no creen? 


Además de flores frescas decorando el living


Uno de los salones de los que pude disfrutar fue el Champagne Bar ambientado estilo Art Deco que maridó muy bien con mis joyas Oleana de la misma inspiración. Allí junto a Lorena y Aninka disfrutamos de la carta de tragos diseñada por la renombrada bartender Inés De Los Santos, que incluye combinaciones finas y clásicas con los espumantes y champagne Moët Hennessy. Los miércoles y jueves hay sushi en vivo, y todos los días happy hour de tragos de 18 a 20 hs., la entrada es libre. 



Si lo que desean es disfrutar del área de SPA y Fitness Center también pueden hacerlo sin necesidad de hospedarse en el hotel. La piscina cuenta con "camino de sensaciones" con aguas a distintas temperaturas y el spa con sauna seco y húmedo y duchas a presión. 



El plan de mediodía de SPA comienza con un circuito de bienestar general (sauna, baño de vapor, duchas a presión, camino de sensaciones y piscina lúdica),  y además dos tratamientos corporales a elección. (45 minutos de duración cada uno). Precio por persona $1990.



Si lo desean pueden adquirir tés de Tealosophie by Inés Berton y productos de tocador del Alvear como para llevarse un poquito del hotel a casa.


Un espacio clásico del hotel es L'Orangerie donde se puede desayunar, almorzar y disfrutar del famoso té en el Alvear que permite saborear las exquisitas tortas, mini pâtisserie, tarteletas de frutas frescas, scones tibios, sandwiches y otras delicias preparadas especialmente por el Chef Pâtissier. Precio para dos personas, $640.




Por otra parte, el almuerzo buffet es ideal para organizar comidas de trabajo, encuentros de amigos y celebraciones. Ofrece la más amplia variedad en platos fríos, calientes y deliciosos postres, en un cálido entorno y servicio de gran calidad. Precio para dos personas, $900.


Y el clásico por excelencia del Alvear, el restaurant La Bourgogne  que ofrece la cena de tres pasos diseñada por el Grand Chef Relais & Chateaux Jean Paul Bondoux. Esta propuesta incluye recepción de petits chauds y copa de espumante, elección a  la carta -entrada, plato principal, quesos o postre, café y petits fours-, bebida sin alcohol y vinos sugeridos por el sommelier. Ideal para aniversarios de bodas o por qué no, para una proposición matrimonial. Precio para dos personas, $ 2480.-

Hace poco se removieron las alfombras y descubrieron que el piso era de mármol de Carrara, ahora está a la vista de todos. 

Si les gusta un ambiente más informal y relajado, el lugar ideal es la Boutique de Jean Paul que cuenta no sólo con exquisiteces de la comida y pâtisserie francesa, sino que además podemos elegir entre los diversos productos y panificados de sus góndolas y llevárnoslos a casa. Se ingresa por Ayacucho y a la hora del almuerzo ofrece un ambiente agradable de gente joven y profesionales que lo tienen como espacio de disfrute para la pausa cotidiana. 



Recorrer los espacios comunes del Alvear Palace nos permite toparnos con la majestuosa escalera caracol y perdernos en los laberintos de sus pasillos. Yo no quise privarme de esas vistas y las comparto con ustedes a modo de despedida... Desde mi experiencia puedo decir que en cada momento o servicio se cumplió la promesa de calidad que se espera de un hotel de esta categoría. El personal es atento, respetuoso y cálido; todo funciona a la perfección; la gastronomía es exquisita y el ambiente, inmejorable. Dan ganas de volver muy pronto; claro que sí!


¿Y a ustedes qué les pareció esta propuesta? Ya sea para quedarse alguna noche o como opción para salidas o momentos de relax, les gusta lo que ofrece el Alvear Palace? Dejen sus opiniones, amig@s; nos leemos. Buena semana:>

9 comentarios:

Lorena Perez dijo...

Belleza! una escapada soñada!
Un disfrute con historia que nos regala Buenos Aires!
besos, Lore

Estelita Redelico dijo...

Estuve en varias ocasiones en el Hotel y me parecio divino. Sus pasillos como vos decis, son soñados y me impactaron muchisimo la primera vez que ingrese. Guardo calidos recuerdos de gratos momentos que no voy a olvidar nunca. Bello Hotel, un hermoso rincon Parisino en Buenos Aires. Un beso Mati, y que tengas buena semana.

Pamela dijo...

No estaria entendiendo el rumbo que está tomando este blog que supo ser de moda... bah, entiendo perfectamente, el sponsoreo se está saliendo de control

matichica dijo...

Hola. chicas! Gracias por pasar y dejar comentarios, besos a todas x ello!
Estelita y Lore, es asi, pura historia y un pedacito de París en Buenos Aires, realmente disfrutable...
Pame, el blog sigue siendo de moda, basta con ver los posteos anteriores; solo que vamos sumando temáticas que hacen a algo que siempre estuvo y es el perfile lifestyle, mis gustos personales y vinencias. Asi como hablo de literatura, cine y otras cosas, comparto mis escapadas en #vidadeHotel y no todo es sponsoreo, mucho de lo que hago/muestro es parte de mi cotidianeidad.
Gracias x tu aporte :)
Besos a tod@s, seguimos leyéndonos!

andrea dijo...

aprecciate your blog kisses

Alejandra dijo...

Hola Mati!! Tenemos pendiente con mi amiga tomar el té en el Alvear :) Es un lugar muy bello para conocer y disfrutar. Esperemos que sea pronto!
besos
Ale

Aninka Tokos dijo...

Extensa descripción, ideal para sentirnos dentro de tu experiencia. Mientras la leía me sentía recorriendo cada espacio que tuviste la suerte de reseñar y disfrutar. Y hablando de suerte también la tuvimos con Lore cuando nos invitaste al Champagne Bar y su noche de sushi y espumantes: ¡qué bien la pasamos!
Me agendo todos los posteos de #VidaDeHotel para seguir conociendo desde tu blog.
Besos!

Marisa dijo...

Que lindo! me encantó la Boutique de Jean Paul, y yo le agregaría un patio interno con plantas grandes de interior. Que te parece??
Muy bueno el informe

Val dijo...

Me encantó el post, Mati! estás divina!
Besos,
Val