viernes, 12 de junio de 2015

La maison au bord de l'eau

Sorpresas te da la vida. Así se resume el espíritu de este post ya que el contenido proviene de una situación azarosa de esas que suelen sucedernos y nos aportan nuevas experiencias o aprendizajes. Les cuento. 
Cuando fui a la feria PuroDiseño me tocó esperar un rato a que llegaran las personas que acreditaban prensa; en esa misma situación estaba un hombre y luego llegó una señora que lejos de someterse a las reglas de la buena educación, se coló redondamente. Lo cierto es que él y yo comenzamos la charla sobre generalidades y al final resultó que compartíamos muchos gustos e intereses. El hombre en cuestión resultó ser Rodolfo Carretero fundador del estudio Rhod Wulf, miembro de Revista DArA - Diseñadores de interior Argentinos Asociados y coordinador de proyectos museográficos; entre otras cosas. En la charla, y sin que mediara mucho preámbulo me regaló la primera publicación del Libro Dara. Todo un gesto y de los que no abundan, verdad?


Una vez en casa me puse a hojearlo y entre las muchas notas de calidad que contiene, una despertó mi interés especialmente. Se trata del retrato de Charlotte Perriand, una genial arquitecta que en 1935 presentó el diseño de una casa de increíble modernidad y perfecta funcionalidad. 


Se trata de La mansion au bord de l'eau que en 2013 -80 años después- la firma Louis Vuitton hizo realidad.


Antes de meternos en la belleza de ese diseño de vanguardia, hablemos de Charlotte. Quizás ustedes ya la conozcan, pero confieso que supe de ella a partir de este libro. Perriand logró entrar al estudio de Le Corbusier pese a haber sido rechazada en su primer intento -el genial arquitecto la echó diciendo que allí no se bordaban almohadones, desnudando el prejuicio sobre las mujeres en ese ambiente en los años 20-, y una vez allí puso todo su talento al servicio del diseño. Aunque creó piezas maravillosas, todas fueron firmadas por ella pero también por Le Corbusier; incluso éste llegó a publicar diseños con su nombre que en realidad habían sido obra de la joven. 



Una de sus más famosas creaciones, la chaise longue 


La casa fue pensada como un lugar de fin de semana para una pareja, tres hijos y dos huéspedes y se trató de "una construcción totalmente modulada, liviana y desmontable. Apeló a la idea de zonificación funcional". La casa se construyó en Miami y el proyecto estuvo a cargo de la firma Louis Vuitton. Lo asombroso fue que no hubo que adaptarla a los materiales o técnicas actuales dado que su modernismo y practicidad hicieron que fuera algo contemporáneo desde su concepción. Perriand era de la idea de buscar "soluciones que se pudieran producir en serie, pero sin abandonar el espíritu artesanal, ese que tiene en cuenta las herramientas, la mano de obra y los materiales". 


La construcción se compone de "dos módulos articulados que generan un patio cubierto por un toldo blanco; una invitación a vivir el paisaje, a integrarlo a los interiores".





¿No es maravilloso el resultado? Realmente me parece algo digno de compartir y aunque el proyecto se llevó a cabo hace un tiempo ya, quise darle espacio en el blog porque valoro que se haya rescatado el trabajo de una mujer que en su tiempo no tuvo el crédito merecido y sin embargo, trascendió al prejuicio de la época con su legado en diseño y arquitectura. 
¿Qué les pareció? Aguardo sus comentarios como siempre y aprovecho este espacio para agradecerle a Rodolfo la gentileza de regalarme este libro y permitirme conocer a esta genial arquitecta.
Nos leemos, gente. Buen fin de semana:>

11 comentarios:

Alejandra dijo...

Mati!!! que suerte tuviste con ese regalo!!! El diseño local y las tendencias internacionales se pueden ver en el mismo.
Buenísimo tu regalo que llegó por un encuentro al azar :)
besos y buen finde!

Ale

El Marques deco y ambientaciones dijo...

Qué decirle? un post increíble, como la historia y el libro que vino a tus manos.
Quiero tocar ese libro, le cuento.
Un beso y buen finde!
PD: te acordarás el artista francés que también azarosamente llegó a mi blog y me regaló una de sus obras, no es maravilloso esto?
Lau

Anónimo dijo...

Excelente post!!!!
Me encantó la historia de ese encuentro casual, y del regalo. Me encantó la casa al borde del agua. Y me encantó la historia de esta mujer, que yo tampoco conocía.
Además, me encanta la arquitectura de la época de Le Corbusier, y la de ese genio en particular. La casa en que vivo tiene alguna reminiscencia de ese estilo. Hace poquito vi la película "La casa de al lado", que me pareció fantástica, y cuya "protagonista" es la casa Curutchet, de Le Corbusier, que está en tu ciudad, Mati.
Cariños
Vilda

matichica dijo...

Holal,amig@s! Gracaos por pasar y comentar!
Lau/Marqués, pensé tanto en vos cuando armaba el post, te presto el libro cuando quieras y sí, esos encuentros y el azar son regalos que nos da la vida, no?
Vilda, tal cual! La casa Curuchet es uno de los atractivos de mi ciudad y no quise ponerlo en el texto para no eclipsar a Charlotte que bastante fue opacada x Le Corbusier. me alegra que te haya gustado el post y que al igual que yo, hayas descibierto a esta genia.
Así es Ale... Lo moderno y universal pueden condensarse en este diseño. Gran arquitecta!
Besos, seguimos leyéndonos!

Anónimo dijo...

Hola Mati, muy lindo post, no conocia nada de esta increible mujer. Esa casa es impresionante.

La pelicula que comenta Vilda es El hombre de al lado, no se la pierdan es muy buena! Acidez y prejuicios de clase conjugados con grandes actuaciones, buen guion y el mejor escenario.

Si me permiten, les recomiendo el documental "A vida e um sopro" sobre la vida y obra de Oscar Niemeyer, donde se expone su estilo y genialidad.

Saludos,
Zin

Anónimo dijo...

Excelente post!
Gracias por acercarnos estos personajes y sus valiosas obras, que muchas veces pasan desapercibidos.
Buen fin de semana!

Lunacreciente dijo...

Mati, muy bueno este post! Muy motivador conocer a esta arquitecta y más todavía conocer la casa y su disposición en el paisaje! Orgullo de género! Gracias por compartirlo! Buen finde!

pato_l dijo...

Repito los elogios de los anteriores comentarios !!!! muy generoso Rodolfo !!!! y vos por compartirlo

matichica dijo...

Hola! Gracias x sus mensajes y por valorar el aporte de este libro de DARA. Zin, voy a por ese documental me encanta Niemeyer!
Viste, Luna? Me gustó compartir este recorte de la obra de Charlotte xq refuerza aquello de que las mujeres siempre tuvimos que oagar derecho de piso.
Gracias Pato y Anonimo!
Besos a tod@s!

ivanna dijo...

Qué lindo post, nunca pensé encontrar algo referido a mi amada profesión dentro de un blog de moda, así que fue una grata sorpresa!
Hermosa obra, muy funcional, atemporal y que invita a ser vivida.
Con respecto a lo que contás de la reacción machista, podríamos llamarla así, de Le Corbusier, lamentablemente sigue dándose en pleno 2015... las cuestiones de menosprecio al género no hacen diferencias de profesión ni época, aunque afortunadamente van cambiando poco a poco, es cuestión de imponerse con el conocimiento, sin caer ni copiar los modismos que se reciben de los pares, te lo dice alguien que trabaja rodeada de hombres en una constructora.
Disfrutá ese hermoso libro que de seguro debe tener muchas obras más para conocer.
Saludos,
Ivanna

Fundacion Icalma dijo...

divina