miércoles, 2 de abril de 2014

Un día para reflexionar


Hoy se cumple un año de la terrible inundación que marcó a mi ciudad para siempre. Hoy muchas personas no tienen a sus seres queridos junto a ellas porque se las llevó la corriente, o porque fruto de las enfermedades o el disgusto de ver que habían perdido todo, murieron días después. Hoy se recuerda la noche más oscura de La Plata, se recuerdan llantos pidiendo auxilio, los reclamos de vecinas y vecinos ante la sordera oficial; se recuerdan los montones de objetos y muebles en las veredas secándose al sol o esperando que alguien se los llevara; se recuerda que nunca nos dijeron la cifra oficial de muertos, la verdadera...
Hoy much@s platenses siguen esperando respuestas, ayuda concreta, asistencia, VERDAD Y JUSTICIA. Vayamos tod@s a la plaza Moreno esta tarde y hagámonos oir. 
Amig@s, nos reencontramos el viernes en este espacio con los temas de siempre. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me uno al espíritu de este post.
Como argentina, por el recuerdo de esa inexplicable declaración de guerra; y con mi homenaje respetuoso y emocionado a todos los excombatientes, en nombre propio, pero sobre todo, en nombre de mis hijos.
Y como santafesina, porque también pasamos por una inundación terrible, y sé que esa agua brava deja marcas imposibles de borrar.
Vilda

Lorena Perez dijo...

Cuanta tristeza e impotencia. La política no puede borrar tanto horror, recuerdo como nos organizamos todos para colaborar y de alguna manera, acompañar ante la pérdida y el dolor.

Tanta cadena nacional para aló presidenta y nada que apele a la vida real. Por suerte el pueblo es solidario.

besos, Mati.
Lore

matichica dijo...

Gracias, chicas, por sus palabras y a tod@s por las visitas al blog aún en feriado.
La verdad esta experiencia -al igual que lo sucedido en santa fe- marca al pueblo para siempre, fue muy conmovedor ver ayer a tanta gente afectada y de pie luchando por ser verdaderament escuchada, por ser visibilizada x las autoridades, las mismas que mintieron sobre dónde estaban mientras la ciudad se hundía, los mismos que supuestamente recaudaron $$$ y éste nunca llegó (algún parelilismo con las colectas durante Malvinas?), los que niegan cifras reales de víctimas... En fin, mientras como dice Lore los relatos siguen intentando tapar el sol con un dedo, la vida real nos pasa x arriba.... Mucho dolor!

En Viaje dijo...

Mati, gracias por hacernos recordar de estas cosas que el pueblo argentino a veces las pasa de largo. Pero el dolor y las perdidas son sin vuelta atrás. Me sumo al sentimiento y envió mi abrazo a los platenses con la misma convicción con la que hace un año doné cosas materiales para intentar cubrir algo de lo que el agua se llevó.
Saludos

Anónimo dijo...

Que triste lo que pasó en la Plata! un paisaje desolador y tantas historias tristes. Por suerte apareció la solidaridad y la ayuda.

En capital también hubo agua hasta 1,8 metros en algunos lugares, fue un desastre...


Es bueno recordar para que esta situación no se vuelva a repetir
un abrazo !
Zin