viernes, 22 de marzo de 2013

Anna Karenina o la Rusia de Tolstoi


Como recordarán, este verano me propuse leer el clásico de la literatura rusa por excelencia, Anna Karenina, y lo hice con tiempo para terminarlo antes de ver la película. Como buena amante de la lectura, me entregué a los relatos pormenorizados de la Rusia del siglo XIX que hace Tolstoi, a la solapada crítica social de la gente de la aristocracia con sus rituales, códigos y rígidos parámetros para medir los comportamientos ajenos; disfruté con cada contrapunto entre los personajes más fuertes de la novela, saboreé las disputas políticas que enfrentaban a defensores de la modernidad y a los conservadores... En pocas palabras, amé el libro y esperé con ansias el film de Joe Wright que finalemente ví esta semana...

Click en imagen para ver trailer

Debo decirles que pese a algunas críticas que había leído, la película no sólo no me defraudó sino que terminó encantándome. La adaptación de un clásico no es tarea fácil, obviamente quedan cuestiones sin desarrollar ni profundizar, pero la trama está bien representada, los conflictos tienen el dramatismo que se lee en la novela, y no agota el relato en la historia de Anna sino que le otorga gran importancia a la presencia de Levin. Y lo mejor, el vestuario logra transmitir esa grandilocuencia que se lee en el texto. Cuando Tolstoi describe los salones, las vestimentas y accesorios lo hace con profusión de detalles, y la película reproduce cada uno de ellos. Ya sé, quiénes la vieron me dirán que el hecho de estar filmada en escenarios teatrales desconcierta y le resta magia, pero creo que la idea del director es reforzar esa "vida para afuera" que llevaban estos personajes siempre pendientes de la aprobación y admiración ajenas. 
Si hablamos del vestuario, la gran responsable es Jacqueline Durran, quién se alzó con el Oscar por sus diseños para este film. Esta diseñadora ya había vestido a los personajes de Orgullo y prejuicio y Expiación, deseo y pecado -todas del mismo director-. 



Ella fue la que pensó el traje de cada personaje, para cada ocasión y así nos ofreció creaciones majestuosas que no hacen más que dotar a la película del lujo y exuberancia que tal vez le falte a los escenarios naturales. ¿Vemos los looks?

Entrada triunfal de Anna en escena

La protagonista es una aristócrata que evidencia su estatus mediante gestos e indumentaria. Su arribo a Moscú deja perplejos a todos y no es para menos...  


Y en ocasión de asistir a un baile -un momento muy importante de la historia- Anna luce un impactante traje negro que realza aún más la imponencia de sus joyas. Leí en una nota que a la actriz Keira Knightley le salieron moretones en el cuello por los golpeteos de las piedras que se producían con la danza. ¿Será tan así? 
Díganme si estos trajes no podrían pertenecer a una colección de alta costura actual. Al parecer el director le pidió a la diseñadora que los vestidos fueran de inspiración años 50's del siglo XX, que casualmente tienen a Dior como ícono. No es casual; el creador francés se inspiró para su new look en la ropa que vestía su madre en plena Belle Époque, nada lejos de los tiempos de Karenina. ¡Todo vuelve!


La paleta de colores de Anna es siempre intensa, ella luce colores fuertes -o directamente negro- y de ese modo evidencia cierta profundidad de su carácter. Para otra escena de baile se diseñó este vestuario en tono bordó con gran protagonismo de joyas y tocado. 


Si bien la protagonista viste a la moda de entonces -muy inspirada en París que era la meca cultural para los rusos- se diferencia de sus amistades por la elección de tonalidades oscuras mientras que las otras damas prefieren los colores pastel. 



Y como buenas "fashion victims", todas son fieles al polisón; esa creación del modisto Charles Worth que consistía en abultar la falda en la parte posterior de la cadera y aplanar el vientre. Acá vemos los interiores de la enagua, y el efecto logrado... 


Les decía que Anna siempre iba de oscuro, pues un cambio abrupto se produce cuando ella asiste a la ópera y se encuentra en un momento muy especial de su vida -no cuento más para evitar dar demasiada información-. Allí ella, blanco de todas las miradas, justamente elige ir de blanco con esta creación. Nótese que repite las joyas del look con vestido negro -collar gentileza de Chanel-. Un buen detalle de vestuario. 



Y en otra escena en la cual nuevamente se muestra la condena social de que era objeto, ella viste de tonos claros. 


En la escena final, en el viaje entren hacia su destino, Anna opta por un tono violáceo que prefigura el desenlace. Dramática y oscura, perdida en la soledad del asiento de su vagón, la protagonista luce así:


Como vemos, cada prenda, cada accesorio encaja a la perfección con este personaje controvertido. Pero como contrapartida, en las antípodas y con la frescura de quién aún no conoce la oscuridad, aparece Kitty, la princesa que enamora a Levin y ofrece un mundo simple y puro ante la hipocresía y el desamor que rodean a Anna. 


Kitty viste de colores claros realzándose así su candor y juventud. La delicadeza de sus prendas y el cabello rubio la hacen ver como una virgen.

Imágenes de bocetos by Vanity Fair Blog

Hasta aquí el recorrido por el vestuario femenino del film... ¿Qué me dicen, les gustó? ¿Vieron la película? ¿Qué opinan de la adaptación? Espero sus aportes, comentarios y lo que quieran expresar. Me va a encantar leerlos. Que tengan buen fin de semana, besos:>

19 comentarios:

Ángeles Make Up dijo...

No, no, impresionante, qué perfección! voy a ver la peli y me voy a acordar de todos los looks que nombrás. Realmente un Oscar más que merecido, un trabajo inspirador, creo que capturó el espíritu del personaje y el contexto, buenísimas las fotos y el post, me encantó!
besos!

estelita dijo...

Que hermoso el vestuario! Lei en Brasil una nota sobre los vestidos y joyas diseñadas por Chanel, son maravillosos. Un beso y buen fin de semana!!

maria julia dijo...

mati me encanto la pelicula, la fui a ver, los vestidos son divinos, glamorosos y representan a las claras la epoca que se vivia, las joyas impactan, por momentos me cansaba que la escena se desarrollara dentro de un contexto teatral pero me gusto mucho. besos y buen finde para todos!!

Anónimo dijo...

Ay, suspiro total. Tolstoi es uno de mis escritores favoritos, mis hijos me cargan porque no hay vacaciones que no ande acarreando siempre el mismo ejemplar de "La guerra y la paz", al que vuelvo una y otra vez...
Y es tal como decís, la forma tan detallista en que describe todo, pero especialmente, esos grandes bailes en esos salones palaciegos, hacen que realmente uno se sienta allí, aun sin verlos...
A la película no la vi, la estoy esperando ansiosamente; pero sí el ballet, que es de Eifmann, y fue reversionado más recientemente para el Mariinsky Ballet y creo que para el Ballet de Londres. Sobre ese ballet hice mi tesis cuando me recibí de prof. de danzas. En aquella época, estaba protagonizado por Maia Plissetskaya, y es la versión sobre la que yo trabajé. También, una belleza total. Lograba crear unos climas tan densos como la historia de este entrañable personaje.
¡Me encantó el dato del "polisón"! Ja ja, no vendría mal para acomodarnos "ciertas partes" ;)
Cariños
Vilda

Anónimo dijo...

Soy gran lectora de Tolstoi, en Anna Kárenina, Lievin(el diminutivo de Lev, que al traducirlo al español es Leon)es el álter ego de Tolstoi, sus dudas respecto a la Iglesia, el rol del estado y grandes terratenientes...enfin, no sólo es una clara descripcion de la época, sino una especie de autobiografia. Me encantó ver esas fotos, gracias. p.d.:cuando se hace la descripción del retrato que el pintor ruso hace de ella, la describe como una mujer robusta, con una pronunciada sombra oscura en el labio superior!!! y bueh esa era la mujer del s 19, no habia depilacion de bozo!! y la primera actriz rusa que hizo la obra, es una mujer bastante robusta. gracias a Dios, la pusieron a Keira, que me encanta en este estilo de peliculas! buen finde, agus

Ana Guzman Loza dijo...

Me encantó la película como ya te había comentado.La ambientación y el vestuario me parecieron fascinantes y tu post detallando los vestidos me resultó maravilloso, sobre todo para las que como yo no sabemos ver tantos detalles a primera vista. Espero poder leer el libro próximamente.Un saludo.Espero que Flora esté mejor.

Anónimo dijo...

Deliciosos los dibujos del vestuario.Es interesante poder verlos. Realmente se lucen casi más que en la actriz, perdón si digo algo políticamente incorrecto. Sucede que me cuesta pensar en una señora de la alta sociedad rusa de esa época hecha piel y hueso. Recuerdo una versión que vi por TV con Jacqueline Bisset,ella, bellísima.El creo que era el malogrado Christopher Reeves.RomiA

Alejandra dijo...

Estoy ansiosa por ver la peli y disfrutarla, en especial de la ambientación y el vestuario. Me debo de Tolstoi La guerra y la pasz :9
besos
Ale

matichica dijo...

Hola!
Cuánto me alegra que disfruten del post, y sobre todo, del efecto "Anna Karenina"... Sea por la película o por curiosidad, adentrarse en la novela es una buena decisión.
Agus, coincido con tu análisis, El personaje de Leivin, Levin, León es parte del propio Tolstoi; sus elucubraciones y soliloquios en torno a la libertad, la economía, la vida moderna de las grandes urbes rusas o la bucólica de las afueras, son parte de su pensamiento y le dan al libro un vuelo filosofico increíble.
Coincido con ustedes en que las mujeres del siglo XIX eran más robustas y carnosas que Kiera, pero esto es Hollywood, no? A mí me gusta la elección, aunque ciertos mohines de Kiera ya aburran un poco porque los traslada a todos los personajes de época que compone. Igual es tan bella que le perdonamos todo, ja,ja,ja!
La ropa y las joyas son increíbles, merecido Oscar a la responsable.
Vilda ya me pongo a buscar esa versión en ballet, gracias por la data, me alegra que te haya gustado tanto el post.
Ana, Flora está mejor dentro del cuadro que presenta.
A tod@s les cuento que mi querida mascota está muy enferma; tiene un soplo y empeora día a día. La estamos colmando de mimos y amor, pero sabemos que el pronóstico no es bueno. Ana es su veterinaria y la cuida con mucho esmero :)
Bueno, gente, seguimos leyéndonos...
Besos:>

audrey73 dijo...

Excelente el post Mati. Además, perfectamente documentado por haber leído la novela primero, que no es poca cosa. Yo soy de las que no disfrutó demasiado el film, pero no tengo la última palabra, ya que me gustaría verla de nuevo desde otro punto de vista. Creo que para hacer un film comercial no extremadamente largo y no extremadamente caro, el recurso del teatro estuvo bien. y me parece más que razonable tu interpretación de por qué se usó el recurso del escenario. me encantó el personaje de Kitty, y el de Levin, ni hablar!!! Gracias por el post, un beso y buen finde!!!!!

Cecilia L dijo...

Excelente post realmente!

No leí el libro, pero tengo muchas ganas de ver la película.

Cariños!!

Sofia Manzur dijo...

Hola! primera vez en tu blog y primeriza en el mundo blogger en general, es grato encontrar un excelente blog de moda y argentino ya que me vebia encontrando con blogs españoles mas quetodo, es genial haber pasado por aqui!

Al igual que vos soy ferviente amante de libros y mas si son novelas clasicas, historicas, o simplemente profundas. Este libro es una deuda pendiente que acabo de escribir en mi lista, claro luego quiero ver la pelicula porque me dejaste mas que emocionada con tu entreada.

Excelente tu blog, espero que te des una vueltita por el mio y me digas que te parece.

XOXO

Sofi: www.yo-la-fashionista.blogspot.com.ar

hadita dijo...

vi la peli: el vestuario y la musica geniales! la idea del teatro no me gustó. Me hubiera gustado más filmada en las ciudades de la obra-como si no tuvieran hermosos paisajes-. Entiendo que es una reinterpretación, pero a mi no me convenció. La actriz protagónica, es bárbara.

Foxy dijo...

Aun no vi la pelicula, aunque ahora que lei que te decepciono, dudo que que a mi me vaya a gustar... De todos modos, el vestuario es increible!
Saludos!

The Trend Upsetter

matichica dijo...

Foxy, no me decepcionó; todo lo contrario. Me gustó y mucho... Mirála!
BEsos a tod@s, gracias por dejar sus opiniones y comentarios, me encanta leerlos!
Besos:>

Mara 74 dijo...

ami me encanto la pelicula ahora voy a conseguir el libro.
deberia haberlo leido antes, no?

te vi en canal26, muy buena tu participacion, congrats!!!!

manipulador de alimentos dijo...

Hay que tener mucho cuidado con los sentimientos, saber interpretarlos, como si de música se trataran. La de la reciente adaptación de Anna Karenina, sobre el clásico de Tolstoi, a menudo suena demasiado exagerada y vacía. Me quieres, no me quieres. Eso sí, la puesta en escena es grandiosa y original, en particular las escenas de baile, te dejas llevar imaginándote que si uno fuera tan gracilmente liviano... Un saludo!!!

@GonFBA dijo...

Mati, como estas?

Es lo mejor hacer la lectura del original para luego ver la pelicula.
Particularmente no es del tipo que mas me atraiga y aun menos con Keira, que sencillamente no me la banco... debe tener algo que no se apreciar por que siempre es la elegida para las peliculas de época.

El vestuario es impactane, muy logrado.

Saludos!

Anónimo dijo...

La película es muuy buena. Increíble indumentaria y la actuación de los artistas Debo leer el libro! Jess