miércoles, 12 de septiembre de 2012

Suspiros en Bergdorf & Goodman

No podemos partir de New York sin recorrer los pasillos y rincones de la tienda más chic y exclusiva de Manhattan. Se trata de un gran almacén de lujo, sin el espíritu del shopping actual, que mantiene la tradición de un "department store" y hace de la esmerada atención y del discreto acompañamiento una marca registrada. Situado frente al Plaza Hotel,a ambos lados de la 5ta. Avenida, B&G es una invitación a viajar en el tiempo, a la época en que Grace Kelly o Jacqueline Kennedy lo visitaban como clientas asiduas y realizaban las compras allí.


Con motivo de celebrarse su 111° aniversario, la tienda se encuentra más embellecida aún, y a cada paso podemos encontrar siluetas alegóricas a los cambios de la moda que sucedieron fuera de sus paredes y se vivenciaron dentro...


Ver detalle de estampa en el vestido que reproduce la fachada del edificio


Ya dentro, el tratamiento que recibamos será de "lady" o "gentleman" según corresponda, y la cortesía nunca será dejada de lado. Hasta permiten sacar fotos. Gracias a ello pude registrar muchas bellezas que en sus tiendas originales me fue imposible dada la prohibición de tomar imágenes, así que acá les muestro algo de ello. Perdón por la calidad de algunas tomas, pero la luz estaba complicada. Falta más, como siempre... 

Clutches by Alexander Mc Queen


Zapatos Valentino


Clásicos by Chanel


Chatitas bien parisinas 


Manolo Blahnik en colores a los pies... Tendencia instaladísima para otoño-invierno


Versiones de lujo, edición limitada


Lo más distinguido... Roger Vivier y la impronta sixties


Detalle de los corredores que intercomunican los salones


Tom Ford. Azul y negro; must de temporada


Como venimos diciendo en otros posteos, blanco y negro, tendencia total


Marini y sus colores vibrantes. Estampas y diseño de vanguardia



 Marc Jacobs y la paleta más vista por aquí: violáceos, fucisas, azul noche y verde oscuro; largos modulares bajo la rodilla y el espíritu retro como un denominador común en varios diseñadores


Proenza Schouler en estallido naranja 


Esta recorrida en particular la hicimos Lucre y yo solas, así que pudimos compartir la misma fascinación ante tanta belleza. Observen la Lady Dior en tweed fucsia que decora el estante del espacio Dior. Sin palabras...


En plena 5ta. Avenida; con Berdorf & Goodman detrás, no pude resitirme a la foto de recuerdo. Vale la pena vivir la experiencia; porque como digo siempre: aunque no tengamos acceso a estas cosas, disfrutar de lo bello no cuesta nada y reconforta. ¿Por qué privarse de conocer un lugar así, verdad?


Espero que este recorrido les haya gustado; aguardo sus comentarios y opiniones, como siempre. Me encantaría que quienes hayan ido cuenten sus experiencias en B&G. Perdón que actualice tarde, pero a veces el cansancio le gana a la vida on line. Nos leemos, amig@s... Buen miércoles!

16 comentarios:

estelita dijo...

que belleza mati, haces bien en disfrutarlo a pleno!!! beso

Anónimo dijo...

muero por estar allí!

lindisimo post

bsbsbsbs

any

Mara 74 dijo...

cuanto glamour, cuanta belleza, que lujo!!!!!!!!

Belen dijo...

quiero las chatitas parisinas... y todo lo demas!

besis

Sonia dijo...

belllisimaaaa tienda!
quiero todos y cada uno de esos zapatos jajaj
Que lindo viaje Mati, disfrutalo mucho. Te quiero.

Anónimo dijo...

No puede ser todo tan lindo! Mati tenes idea cuanto cuestan las chatitas Chanel?
Andrea

Anónimo dijo...

No puede ser todo tan lindo! Mati tenes idea cuanto cuestan las chatitas Chanel?
Andrea

Pato dijo...

me vuelvo loca con los something blue de Manolo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! por favaaaaaaaaaaaaaarrrr

Male dijo...

Hola! Divina tienda, cosas divinas. Aunque no se puedan comprar vale la pena apreciarlas. Besos
http://ponerleonda.blogspot.com.ar/

audrey73 dijo...

Qué lujo Mati poder estar cerca de esas bellezas... Qué sigas pasándola muy bien y buen viaje de vuelta!!!!

Anónimo dijo...

Aaaahhh, qué belleza!!!!! Morí con esos zapatos sesenteros y con las chatitas de Chanel.

No he visitado esa tienda, pero -en línea con este post- la llevé a Amparo a recorrer Tiffany. Antes de viajar habíamos mirado "Desayuno en Tiffany", ella ama a Audrey Hepburn. Ya adentro de la joyería, estábamos ambas totalmente deslumbradas, no sólo con las joyas, sino con la ambientación, con la elegancia del personal, en fin, con todo. Y allí reflexionamos juntas justamente sobre esa idea: qué lindo era poder disfrutar de contemplar lo bello, más allá de que uno compre -que obviamente nos encantaría- o no -como era el caso-.

Besos, Mati, y a seguir disfrutando!!!!

Vilda

Margarita Segundo dijo...

estoy alucinando con este post... un zapato más lindo que otro.. y el vestido con la estampa del edificio?!?! morí.
besooo

MechiFH dijo...

Mati! es un overdose de belleza y estetica! la decoracion de todo, ni hablar la ropa y los zapatos! Quiero todoooooo!!!! Segui disfrutando! Besos Mechi

pau dijo...

Q bueno q pueda apreciar la belleza a través de tu blog,viendo las imagenes y como vos lo contas,es como estar alli.Seguiremos disfrutando de mas novedades!!!

Anónimo dijo...

Hola Mati!
Me pareció que eras vos cuando te vi hoy temprano haciendo la conexión en Santiago y ahora que entro al blog lo confirmo.
La próxima vez te saludo!!
¿No te pareció una ciudad increíble?. Superó cualquier expectativa que tenía.
Saludos!!!!!
Eva.

Flavia Flanders dijo...

Majestuoso, que placer poder estar ahí. Ya con tus imágenes nos transportamos instantáneamente. Excelente cobertura.

www.flaviaflanders.com