martes, 5 de enero de 2016

Leo, leí, leeré; edición 2016

¡Buen comienzo de año, gente! ¿Qué tal arrancaron el 2016? Espero que tan bien como yo, con alegría, nuevos proyectos, amor y sobre todo, descanso!
Al igual que cada verano, esta época es mi reencuentro con la lectura y me entrego a este placer con mucha satisfacción. Como recordarán, en noviembre estuve en la playa y ahí me despaché con un libro de cuentos y tres novelas. 

LEÍ


Catedral, de Raymond Carver. Si bien no tiene la crudeza o el impacto de Beginners, es un excelente muestrario de por qué este autor es clave para entender la decadencia del imperio americano. Un compilado de gente perdida de todo, fracasad@s y desamparad@s que en la mayoría de los casos intentan -en vano- de salir del pozo donde muy probablemente se metieron por sus propios medios. De prosa austera pero profunda humanidad, una lectura que no defrauda jamás. Aprovecho la foto y sugiero que busquen ese recital de Leonard Cohen que es una joya musical y artística. Me hice super fan!


Continué con El atelier de los deseos, de Agnés Martin-Lugand. Resulta una lectura ágil y veraniega, y podría catalogarse dentro del género "literatura femenina" un rubro que me molesta por sexista y reduccionista. En realidad, como mujer me gustan otras cosas más allá del romance y las historias ambientadas en ámbitos de la moda. Este libro es muy similar al que leí el año pasado y que tampoco me encantó, La ladrona de vestidos; en ambos casos, la chica pobre y excluida que logra reconocimiento en el fashion system parisino lidiando con intrigas y misterios y personajes masculinos seductores no terminó por atraparme y si bien lo leí de un tirón, quedó ahí.



Como recordarán les había comentado acá mismo que estaba trabada con El mapa y el territorio de Houellebecq antes de viajar. Se ve que necesitaba tomar distancia de mis rutinas y relajar la mente para adentrarme en esta lectura. Finalmente me encantó. Es como varias novelas en una con toques policiales y de reflexión sobre el arte contemporáneo y los consumos culturales. Una manera de escribir que exige atención pero se disfruta más porque no subestima al lector. 


En Río de Janeiro me dediqué a La ira de Dios, la novela de José Rodríguez Dos Santos que se mete en el tema de la lucha que llevan adelante los fundamentalistas islámicos en el mundo y que lamentablemente no pierde actualidad, todo lo contrario. Está narrada en formato de capítulos alternados entre la historia de un niño que se va formando para esa lucha y un profesor de lenguas antiguas que es convocado para ayudar a desactivar un posible atentado en Occidente. Confieso que la parte del niño-joven es atrapante, mucho más que la otra-, y dan ganas de saber más sobre esta forma de ver al mundo. Sin justificar jamás lo que los fundamentalistas hacen, considero vital saber qué es lo que los mueve y cómo piensan. Para ello, y en formato accesible, recomiendo este libro. 

Ya en la quinta y cerrado el ciclo lectivo me dediqué a algunos libros que tenía en mente y otros nuevos. Veamos:


Mi amiga Valeria me había hablado muy bien de Emmanuel Carrère y como muestra de su recomendación me prestó dos de sus obras: El bigote y El adversario. Comencé con el primero y lo leí de un tirón el día de Navidad. Es un relato atrapante que nos invita a adentrarnos en la mente de una persona atormentada. De prosa intensa y altamente analítica, llega a agotarnos con la elucubraciones del protagonista y varias veces hay que detenerse a tomar aire porque puede ser asfixiante. El desenlace es tremendo, no apto para sensibles... Yo avisé!


Para descansar de tanta intensidad opté por un regalo que justamente Vale me hizo para Nochebuena; El libro de los recuerdos de Ana María Shua. Se trata de un relato sobre las vivencias de una familia conformada por inmigrantes judíos y sus hijos. En el devenir de la historia familiar se hilvanan hechos del acontecer nacional y resulta imposible no identificarse con alguna de las anécdotas o episodios descriptos. Contada como una especie de búsqueda de algun@ de los personajes de tercera generación y las diferentes respuestas que va obteniendo según la memoria o la voluntad de recordar de los protagonistas, la novela es de ágil lectura y deja una sensación de profunda ternura al terminarla. 



Luego del recreo, vuelta a lo profundo... El adversario de Carrère es un novela descarnada sobre un hecho real que conmocionó a Francia y que hasta fue llevado al cine. Un prestigioso médico de provincia que mata a su familia -mujer, hijos, padres y hasta al perro-, para ocultar una red de mentiras que llevó adelante durante 18 años. A partir de este hecho conocido, el autor recrea la vida de el protagonista y nos hace vivir con él esa escalada de sucesos que en modo alguno podría haber terminado bien. La lectura me llevó al concepto de "la banalidad del mal" de Hanna Arendt por aquello de que las peores bajezas y acciones siniestras de algunos seres humanos no se producen porque ellos sean monstruos desalmados, sino por costumbre, por mantener el orden establecido por otros, por no apartarse de ciertos caminos trazados por fuerzas superiores a ellos. Espeluznante.  

LEO


Estoy leyendo -antes solo había hojeado algunos capítulos- un libro del que hablé acá mismo: The world of Downton Abbey. Se trata de la contextualización en hechos e imágenes de todo lo que sucede en la época en que transcurre la historia de la familia Grantham y su servidumbre. Acá se cuentan detalles de la vida de los personajes por fuera de lo que muestra el show; lo cual evidencia que en la mente de Julian Fellowes no se escapa ningún detalle y que ha pensado en cada protagonista como alguien real, con un pasado concreto y una vida propia. Exquisito para amantes de la serie y de la historia del siglo XX, o sea, para mí...ja!

LEERÉ

En la mesa de luz descansan estos tres libros a la espera de su turno para acompañar mis tardes y noches de verano: 



Las partículas elementales de Houellebecq, una de las novelas más aclamadas de este autor; Mis tardes con Margarita, de Marie-Sabine Roger; libro que fue llevado al cine con Gérard Depardieu y Gisèle Casadesus y narra el encuentro de una anciana lectora y culta con un hombre rústico e ignorante; y Para acabar con Eddy Bellegueule, de Édouard Louis; otra recomendación de Valeria que promete porque trata de un joven que huye de su destino. 
Ya les contaré qué tal resulta cada uno; mientras tanto les pregunto, ustedes qué están leyendo? ¿Qué nos recomiendan? ¿Leyeron alguno de los libros que reseñé acá? Cuenten!!!
Nos leemos, amig@s, buena semana:>

5 comentarios:

Val dijo...

Hola Mati! Qué lindo post! Qué bueno que te gustaron mis recomendaciones. Yo estoy atrapada con "El hombre que amaba los perros" de Leonardo Padura sobre Troski y si asesino. Excelente libro, bien narrado y super documentado. Besos! Val

Liliana Machicote dijo...

Hola Mati! Debo reconocer que me picaste la curiosidad con Carrere y compraré alguno de los títulos que recomendaste. Estoy leyendo "En salvaje compañía" y "Todo es silencio" de Manuel Rivas, un gran escritor gallego que conocí en un festival de literatura en MDP, adorable, sensible y profundo. La novela negra, que amo, están cubierta por "En tres noches, la eternidad" de Sebastián Chilano, un prolífico médico marplatense, no muy conocido pero que ha escrito obras maravillosas. "Cartas a palacio" de Jorge Díaz y el mundo de la realeza, la gran guerra y la guerra civil española, magistralmente escritas. Termino con la gran Almúdena Grandes, autora de "Las edades de Lulú" y "Las tres bodas de Manolita", y su "El corazón helado", una de sus primeras novelas, que conseguí dando vueltas por la web. De todo, como en botica, para aprovechar las tardes agobiantes de esta ciudad. Un beso!

Anónimo dijo...

Hola Mati!!!

Adoro estos post...me tentaste con los de Carrrere...trataré de ir por ellos. Justamente hoy leía acerca de que en marzo llega un nuevo libro de Murakami el cual ya estoy esperando pero por lo pronto sigo leyendo con mi hijo Santiago literatura clásica de mano de La Nación Colecciones de Julio Verne y vamos sumando algún cómic Marvel (casi 8 años y un amor enorme por leerlo TODOOOO, ja!).

Buen año Mati!!!

Cariños

Silvi Cho

matichica dijo...

Hola, chicas!
Gracias por tomarse el tiempo de comentar y sugerir lecturas. Vale, ese de los perros me lo recomienda una amiga hace tiempo, después te lo pediré, ja!
Lili, como te dije por twitter, me encantan nuestros intercambios, ya tomé nota del del palacio.
Silvi, qué lindo el ritual con tu niño, el mejor tesoro que le podés dejar es el amor por la lectura... Ojalá que el nuevo de Murakami esté bueno; allí estaremos comprándolo.
Besos a todas, hasta mañana!!!

Anita Anota dijo...

Hola Mati, feliz año!!! He vuelto al ruedo finalmente luego de un tiempo sin compu y revisar blogs desde cel y/o tablet, se hace fastidioso jajaja
Me encanta este post, lleno de reseñas!! Y me siento halagada en cierto modo, ya que incluiste mi recomendación (fallida!jajjaja).
Por el momento no estoy leyendo ningún libro, pero tengo que ir urgente de recorrida a las librerías de Av. Corrientes, allí me dejo tentar por títulos, portadas, colores y autores... Eso es lo que amo de BAires!
Besotes y te espero por el blog http://trendytips-trendygirls.blogspot.com