viernes, 22 de agosto de 2014

Cuidados saludables

Estos días de verano en pleno agosto nos expusieron al resultado de meses plagados de hidratos de carbono, comilonas ricas en grasa y meriendas generosas. Primero fue el mundial -que invitaba al atracón antes, durante y después de los partidos de Argentina-, y después vinieron las vacaciones de invierno con salidas, encuentros y más comida. La cuestión es que para much@s fueron un par de meses a pura caloría. Claro que al llegar septiembre empezamos a prestar atención a la señal de alerta de la balanza o a la ropa que ajusta demás y nos viene la locura por lograr recuperar terreno perdido lo antes posible. 
Muchas veces me han preguntado acá y en otras redes qué hago para cuidarme; y la verdad es que no se trata de ningún misterio. A esta altura de mi vida, con casi 44 años -los cumpliré la semana próxima-, ya sé lo que debo evitar y cómo organizarme para disfrutar de todo sin sufrir. En principio intento cumplir con una alimentación sana. 


Mi desayuno diario se compone de una tostada de pan integral o negro -me encanta el que viene con semillas- untada con queso crema light y mermelada bajas calorías de dos sabores diferentes para no aburrirme. Acompaño con mate, un vaso de Serecol y media fruta. Por lo general comparto con amore una pera, mandarina o kiwi. Si por cuestiones laborales me toca almorzar fuera de casa, siempre opto por menúes bajos en calorías, aunque cada tanto me tiento con algún combo de pollo en cualquiera de las dos opciones de fastfood más conocidas. Pero en general me alimento de verduras. Como se ve en la imagen, en la variedad está el gusto. Con esas opciones hervidas en la vaporiera preparo tartas o directamente las como así con un poco de aceite o mayonesa; revueltas con huevo o al horno. 


La merienda es un tema sensible... Soy re golosa y en las épocas de desbande puedo arrasar con las facturas de membrillo -mi perdición- o con las galletitas rellenas -Tentaciones de chocolate y Pepas, vade retro-. Por eso cuando siento que me excedí en el consumo eso es lo primero que suspendo y lo reemplazo por algunas de estas opciones. 


Mi otro pecado es el chocolate. Como recordarán Lucre me trajo dos tabletas enormes de su viaje por Europa, y aunque me comporto como si hubiera vivido en la II Guerra Mundial y lo parto en mil pedacitos, la verdad es que lo termino comiendo completo. Y bueno, ese es un vicio que me gusta mantener, pero que debo restringir si quiero cuidarme un poco. Lo mismo con la bebida. Tengo la suerte de que no me guste la cerveza así que evito las calorías que aporta, pero cada tanto tomo una copa de vino tinto con la cena o un trago de Gancia -con ingredientes, obvio-. ¿La clave? No abusar. 


Por último y sobre todo, actividad física.Creo que ya les conté que soy re vaga para cualquier cosa que implique esfuerzo. En las clases de aero-local nunca la pasé bien, sea porque me costaba seguir la "coreo" como porque me agotaba de tanto levantar la pierna con tobillera para fortalecer los glúteos, y al final siempre terminaba abandonando. La solución fue pilates. Hace años que lo practico y los resultados están a la vista. Estoy mucho más tonificada, logré modelar algunas partes del cuerpo como cintura y piernas, y mejoré la postura -algo esencial para mí porque sufro de contracturas cervicales-. Así que jamás falto a mis dos clases semanales y pese a que comienzo a las 8 AM. en verano y en invierno, nunca me quejo. 


Y eso es todo lo que hago. ¿Vieron que no hay misterios? Me reconozco una persona voluntariosa y constante, trato de ser paciente mientras espero que los resultados se concreten; busco gratificarme con algo cuando las cosas salen bien y no me privo excesivamente de nada de lo que me gusta porque ya sé que eso es peor. De todas maneras agrego que lo que hace que me sienta plena es poder disfrutar de lo que hago, y saberme querida y valorada por mis afectos más cercanos. Trato de embellecerme de adentro hacia afuera evitando la mala onda, los pensamientos y sentimientos negativos que no conducen a nada, viviendo y dejando vivir. Soy feliz transitando mi cuarta década, no quisiera ser más joven, acepto el paso del tiempo con naturalidad y aunque uso cremas para mejorar la piel, no corro carreras contra las arruguitas de los ojos ni la tonicidad muscular. Sonreír es mi mejor cosmética y nunca sentiré que abuso de ella aunque se me hagan líneas al costado de la boca, ja!



¿Y ustedes, qué hacen para estar bien? Cuenten sus tips, hagamos que los buenos hábitos cundan y que se vuelvan eso, hábitos. Nos leemos, disfruten del fin de semana:>

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Mati !!! Diosa total!

Creo que el único lugar donde podemos comprar los verdaderos alimentos sanos no tiene márketing ni publicidad: la verdulería. ; )

La última foto es una de las más lindas que ví en tu blog.
un abrazo,
Zin

Anónimo dijo...

Que genia Mati, gracias por compartir tus tips. Yo también amo el membrillo: me pierdo con las pepas y las facturas.
Me obligo a comer verduras y por suerte mi novio me acompaña en eso, sino hacer dos comidas seria terrible pero no soy constante y creo que eso es la clave. Amo pilates también, es lo mejor para las vagas jejej. Besos miles
J N o F

Denise dijo...

Hola Mati! Mi también me resulto pilates y las verduras me encantan! Incluso me gustaria comer muchas más, pero no me llenan las frutas .. No hay forma! No es que no me gusten sino que no logró incorporarlas. Mucho menos en invierno.
Pero hay que reconocer algo, la mayoría de la gente con sobrepeso tiene un problema de hábitos. No pasa por modificar el menú sino por realmente disfrutarlo, no comer verdura con cara de asquito "para bajar de peso" porque se toma como algo circunstancial. Si la persona que necesita cambiar su dieta entendiera que es una eñeccion para toda la vida sería distinto.
Un chocolate o un par de facturas no engordan 3 kilos. Sino el hábito de comer lo calórico e indigestivo constantemente.
Beso!

Paula Di Pede dijo...

No puedo NO comentar este post. Me encanto!
Chin chin por la vida sana!
Llevo una dieta parecida a la tuya, desayuno completo pero livianito (que no falten las frutas en el mismo), consumo muchas verduras (en donde sea y como sean!), y trato de no caer en la tentación de la merienda. También es mi debilidad! Y la media mañana... que dificil fue sobrevivirla hasta que le encontré la vuelta: Soy loca de las cosas saladas, y antes del almuerzo me agarraba un hambre terrible, por lo que terminaba engulliendo bizcochitos de grasa o sanguchitos, pero descubrí en los frutos secos saladitos un aliado increible y super nutritivo. Comiendo un par de esos mixtos que venden en los super, sacio mi ansiedad y le aporto miles de beneficios a mi cuerpo.
Considero ultra importante algo que mencionaste: no privarse de aquellos gustitos/antojitos que nos dan, porque claramente... es PEOR! Si estoy tentada de una hamburguesita y me privo de ese antojo por un tiempo... a la corta me termino comiendo tres en un ataque de locura jajaja.
Me super fui de largo! es que cuando se toca el tema de la alimentación es algo que me encanta investigar, leer, y aplicar siempre que pueda. Debo haber sido nutricionista en mi otra vida! jaja.

Besos Mati!

Anónimo dijo...

Estas muy linda en la foto... y genial que compartas tips. Yo tambien ando por los 40, creo que es fundamental el ejercicio por lo menos 3 veces x semana y acompañarlo con una buena alimentacion, si hay chicos en casa, a veces se complica con las galles ( mi gran perdicion) y todos los panificados ( tortas, facturas, ettc) pero tambien me dà animo a cocinarles mas sano a ellos tambien. Que tengan un lindo finde.

Anónimo dijo...

Mati, me encantó este post, gracias por compartir tus hábitos con sinceridad!!
Me siento muy identificada con las palabras de Paola, amo investigar y probar alimentos!!
Para mí la clave está en comer lo más variado posible y equilibrar todo, comida, hábitos y ejercicio, y dejar de ser tan autoexigentes con nosotras mismas!!
Besos!!
Magalí

Carina Alberico dijo...

Mati me parece super saludable tu alimentación. Yo no logro comer sano mi ventaja es que no engordo a pesar que tengo cuarenta y seis años,pero hago pilates dos veces por semana y ritmos latinos.Facturas y helados abundan en mi dieta!! Tu blog me apasiona!Todo lo que publicas es muy interesante. Besos

matichica dijo...

Hola!
Muchas gracias por sus comentarios y por sumar!
así es, Zin, la verdulería no tiene marketing pero ofrece mucho de lo que necesitamos para la dieta sana.
Jesi, acá también amore acompaña, es más, cada tanto se organiza asados con amigos para no perder el vicio carnívoro, ja! Pilates es lo más!
Coincido, Denise, todo es cuestión de hábitos, a comer verduras se aprende y encontrarle la vuelta para que no nos aburran es el secreto. Yo de chica casi no comía nada de esto, me fui convenciendo de grande y ahora si no tengo mi cuota diaria de fruta o verdura me siento mal...
Paula, qué bueno lo de frutos salados, es un re buen tip. Yo apelo al turrón o la manzana verde, el cuerpo me pide azúcar.
Magalí, tenés razón, no ser autoexigentes es fundamental, tampoco pretendamos ser perfectas porque los años pasan y se nos van entre preocupaciones y frustraciones. A gozar de los placeres y frenar a tiempo, ja!
Carina, qué suerte la tuya! Yo tengo buena carga genėtica, pero no abuso, porque tuve épocas en las que llegué a pesar mucho mas que ahora y eso me recuerda que hay que estar atenta a los hábitos, ja!
Gracias anónima de los 40 por tu piropo, gracias a todas x sus comentarios amorosos, me encanta que nos inspiremos entre todas!
Besos:>

En Viaje dijo...

Me encantó la entrada saludable! Excelentes consejos. Esos hábitos son difíciles de mantener para algunos pero los beneficios valen la pena :)
saludos
Ana

Andrea Etcheverry dijo...

Me encanta tu blog, soy fiel seguidora pero nunca comento por una cuestión de logear, del celu, etc.
Me gusta mucho tu manera de encarar las cosas: sencilla y alegre. así son tus looks, así son tus post, así demostras ser. Y con todo lo elegante de tu vestimenta, de tu vida en si, siempre demostrar ser una persona accesible y sobre todo demostras que en la simpleza esta el arte. Me encanta de verdad.
Respecto a la comida estoy hace meses intentando hacer un cambio y me cuesta mucho, soy gordita por naturaleza, que le vamos a hacer, pero ademas de eso soy gordita de alma. Se que esta mal, se todo, pero me cuesta. Gracias por tus tips y por contarnos tu día. beso enorme.

Andi

Estelita Redelico dijo...

Que buen post. A mi no me resulta un tema facil de manejar. Cuidarse deberia ser la constante y como excepcion darse algun gustito. Muchas veces la desorganizacion hace que comamos mal, comida chatarra o hidratos estan listos casi instantaneamente y es perjudicial. Tambien es como decis vos el ejercicio regular es fundamental, mas que nada hacer habitos.... besote!!!

http://ellibrodevenus.blogspot.com.ar/ dijo...

Nadie que te ve pensaría que tenes casi 44 años, estas régia!!!.
Coincido mucho en la idea de cuidarse y darse algunos gustos.
Los desayunos con frutas y cereales creo que son muy importantes, así como también realizar algo de ejercicio físico según los gustos y necesidades.
Yo hice pilates 3 años y admito que soy bastante vaga para el ejercicio, así que por alguna razón pilates me aburrió bastante. De todas formas lo super recomiendo, es buenísimo para la cervical, yo empecé porque tengo escoliosis y pilates te mejora muchisimo toda esa zona.
Lo que siempre tengo ganas de probar es yoga!!! y alternar con algo de aerobico como para moverse un poco más jajaja.

Las espero en mi nuevo blog de moda.En esta ocasión les preparé un post sobre los diferentes morfotipos y cómo vestirse respetando cada tipo de figura.

http://ellibrodevenus.blogspot.com.ar/

Besos!!!

matichica dijo...

Gracias Ana, Estelita, "El libro.." por sus aportes, gracias Andi por esas palabras tan amorosas! El cambio para ser efectivo tiene que ser de a poco, nada demasiado abrupto conduce a buenos resultados.
Les mando un beso a tod@s; muchas gracias por tanto cariño :)

lunacreciente dijo...

Me encantó tu post! Comparto tus tips..... y la intención que le ponés: de adentro hacia afuera! Mi perdición son los hidratos de carbono! Cuando me excedo la paso mal! Se trata de autoconocimiento y de autocontrol! Gracias por tu post!