viernes, 28 de febrero de 2014

Cuellos vestidos

Me encanta encontrar nuevos emprendimientos en moda y sobre todo ver que son producto de esfuerzos familiares surgidos a partir del iniciativas o búsquedas personales en campos que por ahí están fuera del marco profesional de quiénes los llevan a cabo. Tal es el caso de Guidobono Accesorios, la propuesta de dos hermanas -Eugenia y Catalina- que vienen del ámbito de las Artes y de las Relaciones Públicas pero que combinaron sus talentos y le dieron vida a una pequeña empresa que ya tiene casi dos de vida. Días pasados visité su showroom en Palermo y me encontré con una variedad de collares y accesorios sorprendente. 



Ya sabemos que la tendencia de los cuellos vestidos con collares importantes está instaladísima. Si nos remontamos a la antigüedad, las egipcias fueron pioneras a la hora de colgarse varias vueltas de piedras y metales; griegas y romanas por su parte recurrían a adornos dorados y coronas de hojas de laurel en sus cabezas y cuellos; y con el Barroco esa práctica se volvió una moda para la ornamentación de las damas más distinguidas de la corte. Aún hoy las mujeres de algunas tribus africanas continúan adornándose con plumas, aros metálicos, piezas tejidas y pedrería y son inspiración de diseñadores y estilistas. Ya más cerca de nuestro tiempo, y desde hace un par de temporadas, vestir los cuellos con collares importantes es moda y por ello la creatividad se despliega sin límites a la hora de combinar piedras con cuentas, hilos, cadenas y cualquier adorno que ofrezca protagonismo a los collares. ¿Quieren ver lo que hacen las chicas de Guidobono Accesorios? ¡Miren!

Diosa greco-romana


Esferas doradas


Estola floral


Barroco golden



Stars 


Rojos y granates



Piedras y cristales en azul 



Impactante...


Y como a las chicas les gusta hacer trabajos para producciones de moda, las vinchas de alto impacto también son de la partida...


Para ver más y por consultas, click acá

¿Qué les parecen los accesorios? ¿No son divinos? Con una prenda básica -camisa con un par de botones desprendidos-, sobre una polera negra; o con vestidos strapless, estos collares son complementos ideales. Seguramente quieren saber precios, les cuento. Los collares van desde $250 a $350; las vinchas $150; y los cinturones -ver la primera foto- $350/390. Por el trabajo que tienen y lo importantes que son están muy bien; no creen? 
Aguardo sus comentarios y opiniones, amig@s; nos leemos durante el fin de semana y el lunes volvemos con todo para repasar junt@s la Red Carpet más esperada; besos:>

8 comentarios:

Val dijo...

Divino post, Mati! me encantó el estilo griego y el de cristales!

Anónimo dijo...

Hermoso todo, me encantaron las vinchas! Como soy alérgica no puedo usar casi nada de bijou pero si pudiera seguro miraría este emprendimiento con cariño.

Un beso y saludos

Celeste

Anónimo dijo...

Ay, dios mío, qué divinoooooor! Me encantó el bordó se flores grandes, lo necesito, ja,ja!
Besos
Laurita ;)

Estelita Redelico dijo...

Me gusta mucho esta onda de collares grandes! Algunos los veo muy grandes, pero me gusta mucho! Beso y buen finde

Belen dijo...

me encantan estos collares van super bien con un vestidito negro que me compré en paraguay

El Marques deco y ambientaciones dijo...

Excelentes todos, me hace acordar cuando diseñaba, me gustaba lo barroco, lo romántico y tribal junto...
Espectacular emprendimiento de las hnas.
Laureano

matichica dijo...

Hola, gente!
Aye blogspot estuvo colgado y no pude comentar. Muchas gracias x sus visitas y comentarios acá y en Instagram, veo que les gustaron las creaciones de las chicas... Mis favoritos? Los dorados -el que está abierto me fascina- y el bordó con flores grandes -pintadas a mano-. Creo que volveré a elegir alguno para este invierno, ustedes no? Claro que sí!
Besitos:>

Beatriz Levine dijo...

Hola Matilda! Sigo tu blog desde hace tiempo. Nunca decepciona. Quería proponer si es posible un post que muestre los colores de la temporada que se viene y en que pasarelas se utilizan los mismos, así nos sirven de inspiración. Besos!
Ivanna