lunes, 4 de noviembre de 2013

Estilo "alta sociedad" en dos versiones

El cine nos regala siempre vasto material para analizar hábitos y comportamientos sociales, y la vestimenta es un lenguaje que dice mucho no sólo de los personajes en sí, sino del lugar que ocupan en la sociedad, de sus valores y actitudes, de cómo son y sobre todo, de cómo les gusta ser vistos. Hoy quiero compartir con ustedes un par de ejemplos de películas que tienen como denominador común las vivencias de dos mujeres que pertenecen al estrato más alto de la escala social y en ambos filmes se expresan las particularidades de dos épocas bien distintas: los dorados años 50's, y los convulsivos tiempos actuales, ambos ambientados en Estados Unidos. 

Comedia rosa de los happy years

Alta Sociedad es un film de 1956 dirigido por Charles Walters y protagonizado por Grace Kelly, Bing Crosby y Frank Sinatra. En esta historia, Samantha -una deliciosa Grace Kelly en su última aparición en cine antes de la boda con Rainiero-, es una frívola joven que va a contraer enlace por segunda vez; pero en los preparativos del casamiento, aparecen su ex marido -Bing Crosby- y un periodista seductor -Frank Sinatra-, que harán tambalear su decisión. Ambientada en lujosas e imponentes mansiones, la escena transcurre con un increíble despliegue de vestuario que refuerza el aura de chica bien que encarna Samantha. La paleta en tonos pastel y la silueta tipo reloj de arena expresan como nada el new look de Dior propio de esa época. 



Un vestido y un amor... Chemise impecable para una dama perfecta


Aún en un estilo casual, Samantha luce como las ladies de entonces: pantalón ancho de tiro alto, camisa y alpargatas para estar en su casa...


Y en lo que considero una escena memorable en cuanto a indumentaria icónica, Samantha aparece junto a la piscina luciendo una túnica tipo greco-romana que al desprenderse, deja en evidencia un traje de baño enterizo con falda incorporada ultra femenino... Como vemos, para la protagonista la vida indoors no significaba renunciar al glamour.


El otro film que refiere a los avatares de la high society es el recientemente estrenado Blue Jasmine, dirigido por Woody Allen y protagonizado por Cate Blanchett y Alec Baldwin entre otr@s. Aquí lo que se expresa es "el dolor de ya no ser", la pérdida de una holgada posición económica a causa de la crisis de la burbuja financiera de la que participaron activamente varios magnates americanos. Aferrada a su Birkin bag como el salvavidas que la liga a su anterior situación, la atribulada Jasmine intenta renacer de entre las cenizas... Algunas piezas sobrevivientes de su antiguo guardarropas neoyorquino la acompañan en San Francisco y nuevamente, la paleta pastel domina las escenas en que las prendas y accesorios refuerzan la pertenencia a un estrato acomodado de la sociedad americana...



La chaqueta Chanel, las perlas y la cartera omnipresente


El eterno chemise -aquí en versión siglo XXI- en un outfit con predominio de beige y tonos tierra


El contrapunto con su hermana se ve reforzado por las prendas vulgares que aquella lleva 


Sin cartera, sin su escudo protector -tal como la vestuarista quiso reflejar la forma en que Jasmine lleva el bolso- la protagonista y su soledad...


Como vemos, ambos filmes expresan dos maneras de contar la vida de la high society, y cada uno refleja la mirada del momento sobre este sector social. En la década del 50, la euforia por el fin de la guerra y el triunfo de los Estados Unidos se tradujo en los happy years, en ese instante que permanece en el imaginario de  los americanos como el pasado perfecto. Mientras que en este globalizado y caótico siglo XXI, the dream is over... La profunda crisis económica del 2008 todavía se hace sentir y para muchos financistas y empresarios fue el fin de una era. Jasmine mira con incredulidad el abismo que parece no tener fondo, mientras que sesenta años antes, para Samantha el futuro era tan claro como su guardarropas...
¿Qué me dicen de este post? ¿Vieron estas películas? ¿Qué les parecen los looks de las protagonistas? Dejen sus comentarios y opiniones, me va a encantar leerlos. 
Besos, buena semana para tod@s:>

16 comentarios:

Estelita Redelico dijo...

Muy interesante el analisis de ambos films. En cuanto a Grace Kelly me parece una mujer llena de glamour desde donde se la mire. Que buen vestuario la pelicula! dan ganas de verla. Un beso grande. que tengas una buena semana.

Anónimo dijo...

Qué maravilla la descrípción de ambas. Cómo la moda "habla" "expresa". Todavía no vi la película de Woody Allen, y ahora me entusiasma más hacerlo. Me encantó el post!!

Patricia

pato_l dijo...

Me gustan muchisimo estos cruces de moda y sociologia/historia!!!!!! no vi la de Grace Kelly.
Blue Jazmin sí, no me parecio ni de las mejores de W Allen, tampoco de las peores. Me gustó, no me deslumbró. Rescato la actuacion de Kate B y el vestuario!!!!!soberbio y envidiable

Lau D. dijo...

Mati!
El otro finde -medio arrastrada al cine por amigas- vi Blue Jasmin, y me quedé exactamente con ese concepto: el de la ropa como escudo, del glamour como último bastión de resistencia contra la adversidad. El contraste con la hermana es brutal.
La escena de la cartera Gucci amarilla me hizo acordar a varias stars locales jajj!
Besos y buena semana!

Lau

Tuly escandé dijo...

muy buen post Mati! amé Blue Jazmine, sin ser fan de Woody Allen, creo que es su mejor película desde unos años atrás, porque hace un paralelismo total con El Tranvia llamado Deseo...la locura de Jazmine, se asemeja a la de Blanche, no? el vestuario es impecable, y Cate lo luce tanto que una quisiera ser ella! la peli de Grace no la vi, pero la veré! Beso!

matichica dijo...

Hola!!! Muchas gracias por tomarse un ratito para leer el post y comentar, me alegra que les guste y sobre todo, que sumen miradas. Muy buena la asociación con Tranvia llamado deseo, Tuly!
El film de Grace Kelly es una de esas delicias retro que se vuelven adorables por todo lo que representan, la belleza de Grace es tal que duele, ja,ja! La recomiendo para un domingo en casa, pochoclo y glamour para tod@s!
A mí la película de Woody me gustó mucho, no es la típica comedia inteligente que tanto nos divierte, pero justamente por eso se vuelve más interesante. Es profunda, dura y a la vez, estéticamente bella. No sé, creo que refleja muy bien el estado de Jasmine.
Capítulo aparte la actuación de Cate, calculo que se llevará todos los premios 2014.
Bueno, espero que sigan por acá y dejen más opiniones, nos leemos!

Agustina Marques dijo...

Mati, buenísima tu mirada sobre la película de Woody, tan comentada por estos días, no? También me encanto la nota online que te hicieron sobre las victimas de la moda en la revista ohlalá. Mucho para pensar y reflexionar, tus aportes siempre suman!!!

Aninka Tokos dijo...

Este es uno de tus tantos posteos que son de colección. La calidad del análisis es perfecta y me gusta mucho poder leer reprtes de moda con su correspondiente anclaje social.
No vi ninguna de las dos películas pero la próxima semana ya tengo cita para ver Blue Jasmine.
Besos!!

Anónimo dijo...

HOLA MATI. fabulosas peliculas el vestuario excelente ,ni hablar delos artistas. besos MAITE.

Anónimo dijo...

Qué buen análisis! Cuando vea la de woody allen, voy a adoptar también esa mirada para apreciarla.

Tuly escandé dijo...

si Mati! Blue jazmine es durísma! pero me encantó, que final! por fin Woody! me parece que haber elegido a Cate transformó la pelicula, ojalá ella gane todos los premios! lo de la asociación con el Tranvía no fue mía, lo leí en facebook viniendo de opiniones de actores. Bueno beso!

Aldana dijo...

Blue Jazmine me pareció excelente! ella está excelente! increible lo que hace!!
El vestuario está perfecto, cada detalle con una selección y un cuidado para aplaudir!! (aunque el estilo no me gusta, no es mi estilo ni me gusta la mujer que representa. Siempre me pareció ropa que no expresa nada, que no vive... y acá va justo!)

Te escribo poco, poquísimo, pero me leo siempre tu blog. Me gusta mucho! te felicito por el cariño que le ponés!

audrey73 dijo...

Menos mal que me avisaste que leyera este post! Excelente! Vi Blue Jasmine y tuve todas las sensaciones que describís: esa locura por aparentar a cualquier costo y despreciar a los que no tienen ese estilo de vida. "Mi novio es vulgar pero al menos no roba" le dijo el personaje de Sally Hopkins (gran actriz!) al de Cate Blanchett. Y sabemos de muchos casos de mujeres que hacen caso omiso a los chanchullos de sus maridos con tal de no perder su alto estilo de vida... Cortito y el pie lo de Woody Allen, sin demasiadas vueltas! De paso volví a ver "Hannah y sus hermanas" de Allen y me volví loca, qué excelente película. Me encantaría ver la de Grace Kelly, debe ser genial. Pensar que cuando se convirtió en princesa tuvo que renunciar expresamente a su carrera en Hollywood... Un beso Mati!

El Marques deco y ambientaciones dijo...

Qué decirte? si los post con estas historias e investigaciones tuyas son lo más! Ayer mismo vi Blue Jazimen, tremenda! la desesperanza, los deseos, lo complejo que resulta e ser humano y como a unos lastima más que otros el presente es digna de ver!
Me di cuenta de muchas de las cosas que vos decís, y del reflejo del micrófono en las gafas de Jazmine cuando las lleva como vincha jajjaaa. Sí, hasta e eso reparo.
Un beso enorme
Lau

maria dijo...

Me ha gustado mucho este post!
El estilo de Grace Kelly en esta película es una pasada, femenina hsta más no poder.
Justo hoy voy a ver Blue Jasmine =) Así que me ha venido genial leer esto! Me fijaré mas en los outfits
Besos!!
http://muerdelaespina.blogspot.com.es

Guada Sanz dijo...

Grace Kelly es un ícono de estilo y glamour. Y los años 50 son mi época favorita; derroche de femeneidad y perfección llevadas a la máxima potencia.
Besos :)

https://www.lookeadisima.blogspot.com.ar