viernes, 19 de julio de 2013

Puntos infinitos

Como sabrán, del 30 de junio al 16 de septiembre el MALBA ofrece la muestra Obsesión infinita de la artista japonesa Yayoi Kusama. Con seguridad han leído sobre esta exposición en varios medios y blogs, es obvio; representa un acontecimiento artístico de alto impacto para nuestro país. Yo les confieso que me enteré de la existencia de Kusama el año pasado leyendo el número de julio de revista Bazaar Argentina. 


En dicha nota se hablaba de la colaboración entre la artista y Marc Jacob para la etiqueta Louis Vuitton mediante una colección cápsula plagada de lunares y puntos, claras obsesiones de la artista. 


Ya alertada sobre el tema, en mi viaje a New York tuve ocasión de ver las vitrinas de dicha marca intervenidas con fotos y objetos de esta colección by Kusama y me interesé más por su vida y su obra. 


Así que cuando supe que el MALBA ofrecería esta muestra, la agendé en la lista de "imperdibles para las vacaciones". Si bien fui invitada a la apertura hace un par de semanas, por razones laborales no pude asistir, así que cuando leí en Bazaar de este mes que la revista proponía como celebración anticipada del Día del Amigo, un brindis y recorrida exclusiva por la colección, no dudé en escribir; et voilá, recibí invitación. Y allí fuimos el martes pasado con mi amiga Valeria...



En la visita guiada fuimos desandando los caminos recorridos por Yoyai desde que abandonó su Japón natal para trasladarse a New York, hasta los últimos trabajos que invitan a sumergirnos en experiencias lúdicas e hipnóticas a la vez...


Sus obsesiones por la comida -que al llegar a New York le dificultaba costearse- encuentran expresión en intervenciones de prendas y objetos. Papas y macarrones son el alimento de los pobres en la gran manzana...



Collages o fotomontajes dan cuenta de sus comienzos en el Pop Art y las performances que organizaba para darse a conocer...



Una de sus obsesiones es el miembro masculino que visto como una amenaza se transforma en diversas manifestaciones... Compone un bote de textura metálica, por ejemplo, y se reproduce en una pared ad infinitum... 


Entre las experiencias lúdicas podemos encontrar este cuarto iluminado en tonalidad azul y múltiples puntos de colores que invaden formas y espacios. Esa misma sensación de ver puntos todo el tiempo es algo que la artista experimenta en su vida cotidiana desde hace muchísimos años. En esas salas nos sentimos un poco como ella...


Perdón por la calidad de las fotos, pero las saqué sin flash y tuve que trabajarlas mucho para que se note el efecto. Luces con un juego de intermitencias y cambios de colores, espejos que las reflejan y fuentes de agua que devuelven imágenes únicas de cada punto de luz; el efecto infinito aparece otra vez...




Un cuarto espejado con multiplicidad de falos de tela, impregnados por puntos rojos, reflejados infinitamente... Las obsesiones en su máxima expresión.



Estos objetos también formaron parte de experiencias perfomativas y muestras en las que ella participaba a la vez como modelo. La suavidad y redondez de los falos de tela se contraponen con la dureza y poder del stiletto, la mujer también tiene con qué amenazar...


Por último, la obliteración... En lo que al comienzo de esta muestra fue una sala completamente blanca, cada visitante intervino "obliterando" con stickers de colores. Los puntos son pinceladas de cientos de anónimos que con cada pegatina transformamos un poco el lugar...




Al finalizar la recorrida, un brindis y el placer de disfrutar de una experiencia muy interesante en grata compañía. 


Con este brindis saludo a tod@s por el Día del Amigo... ¡Chin-chin!

Desde ya les recomiendo la muestra, creo que es algo para no perderse. Eso sí, hay que tener paciencia y esperar que pase un poco el furor, las colas para visitarla y las filas interminables para acceder a cada sala intervenida, son fatales en estos días. Dado que continúa hasta septiembre, vale la pena aguantar las ganas de ir hasta que se pueda disfrutar con más tranquilidad, no creen?
Algun@ de ustedes ya fue? ¿Qué les pareció? ¡Cuenten sus experiencias! Nos leemos, buen fin de semana:>

17 comentarios:

Analia de Rosario dijo...

Tuve oportunidad de ir este fin de semana y debo admitir que lo hice sin tantas expectativas. Me devolvió tanto esta muestra que pienso volver!! Además es genial que lleguen este tipo de muestras a la Argentina. Felicitaciones al Malba

Aninka Tokos dijo...

Hola Mati!
Creo que este es uno de los mejores posteos que he visto sobre la muestra de Yayoi. Hiciste retratos distintos al resro y le incluiste un texto formado. Gracias :)
Tengo ganas de ir pero voy a dejarlo para el final.
Besos!

PD: pensé que este blog iba a estar cerrado por vacaciones... deliré, no?

Anónimo dijo...

Sin dudas, la historia de Yayoi y su personalidad son atrapantes, pero personalmente, la muestra me dejó con ganas de más. quizás también influyó que fui el sábado, que había niños al por mayor, en fin, seria bueno darle una segunda oportunidad...
Gracias por tanta data, Mati!!
Bruna

Andy dijo...

Vi la propuesta del dia del amigo de Bazaar y estuve a punto de anotarme hasta q me di cuenta q no estaba en esa fecha en B.A.
Qué bueno q fuiste, yo la veré en un par de semanitas más adelante.
Me encantó tu review, super completa!
Besos Mati :)

En Viaje dijo...

Muy buena review. estaba a punto de ir este martes a la muestra cuando entré a la pagina del MALBA y veo en la muestra ... Martes cerrado
Pero iré!
Saludos
Buen fin de semana
Ana

Andy dijo...

La voy a ver cuando baje un poco la concurrencia.
Hermoso post, bien completo.
Amo como te queda el labial.

Anónimo dijo...

Esperaremos que pasen las vacaciones de los niños.Prometo contarte que me pareció, pero me he descubierto más puritana y conservadora de lo que pensaba. El año pasado vi la muestra Bye bye American pie y, que se yo, el arte puede ser provocación pero yo me quedo con el arte como expresión de belleza. Besitos. RomiA.

Show Me Lights dijo...

Es verdad lo que dice Aninka, genial este post, distinto a todos y muy informativo. No tenía pensado ir pero dsp de leer esto creo que es casi una obligación, besos!!

matichica dijo...

Hola, amig@s!
Me alegra muchísimo que les haya gustado el post, traté de sumar varios temas y sobre todo, hacer honor a la verdad ya que hasta hace un año no tenía conocimiento de Kusama. Genial que les sume otra mirada :)
RominA me hacés acordar a amore, a él le pasa lo mismo, le cuesta valorar estas manifestaciones del arte; pero la muestra es bien ecléctica y da cuenta de la vida y dolores de la artista en clave de colores y texturas, vale la pena.
Bruna, sabés que a mí también me pasó que al final sentí que faltaba algo más? Será que hemos visto tantas cosas/obras suyas en otras muestras y que por eso esperábamos más? De todas maneras hay que disfrutarla sin tanta gente -cosa imposible en vacaciones- sobre todo porque las salas con instalaciones son pequeñas y se arman colas tremendas para visitarlas.
Ana, justamente fuimos el martes porque al estar cerrado algunas veces se hacen eventos privados, como este brindis y visita guiada invitación de Bazaar. Sugiero que esperen a agosto para ir más tranqui a recorrer la muestra y el museo en sí, ir al MALBA siempre es un programón!
Gracias por los elogios, besos mil...
FELIZ DÍA DEL AMIGO PARA TOD@S!

Val dijo...

Hola, Mati! me encantó el post! Gracias amiga por la invitación, la muestra imperdible!
Besos,

pato_l dijo...

Ya habiamos pensado dejarla para agosto , despues que pasen las vacaciones de invierno.Creo que por lo que he visto en diferentes notas y blog me va a gustar!!!!!
Feliz dia!!!

Anónimo dijo...

Tuve la oportunidad de ir este miercoles y la verdad es que valió la pena la hora y media de espera y la fila de una cuadra y media para acceder, el Malba estaba divino!!!, y vos Mati, como siempre y una vez más destacándote en la cobertura de eventos, sos única, generosa, te super admiro y me encanta ser tu alumna en el curso de la Maison. Que pases un día hermoso mañana, un beso Agustina Marques

Making Makeup.Net dijo...

Hola Mati!
Me gusta mucho esta artista. Vi dos exposiciones de ella antes. Una en Madrid, en el museo Reina Sofía y otra vez este año en Copenhague. No sabía que había colaborado con Marc Jacobs... ¡qué buen duo!
Quedó bien divertida la instalación con los stickers :-)
Saludos,
www.makingmakeup.net

FLor dijo...

Hola MAti! intenté ir el miércoles y el jueves! los dos días lleno total, cola que daba vuelta la cuadra del Malba, voy a ir! la tercera es la vencida! eso si, después de las vacaciones!!!! Lástima que no ponen visita guiada más días, es una pena, son cosas que hay que tener un poco de información para disfrutarlas del todo! audio guía ni ahi, no?
besos
Flor

matichica dijo...

Hola! Feliz Día a tod@s :)
Flor, creo que visitas guiadas hay siempre, deben ser a determinadas horas. No recuerdo audioguías, pero tal vez también haya, para ambas cosas te conviene preguntar en informes o página web del MALBA.
Me parece genial que dejen la recorrida para agosto o comienzos de septiembre; ahora es casi imposible por la cantidad de gente que hay.
Agustina, gracias x tus palabras, me encanta haberte conocido y que formes parte del grupo de los jueves. Seguiremos todo el año compartiendo moda y cosas ricas en la Pequeña Maison, ja!
Ah, en la anterior respuesta olvidé decirles, sobre todo a Aninka, que el blog no se toma vacaciones, ja!
Nos leemos el lunes, amig@s... A seguir disfrutando!

audrey73 dijo...

Esperaré a que pase el furor y sin dudas visitaré esta muestra. Yo la conocí a esta artista cuando se asoció con Marc Jacobs para los estampados de una colección de Louis Vuitton, y creo que ese trabajo en conjunto fue lo que le dio tanta popularidad reciente. Excelentes las fotos! Un beso Mati!!!

Natalia Paulina dijo...

¡Gracias por este post, Matilde! Como el resto, me reservaré la visita para el mes que viene: este adelanto que nos regalaste fue más que contagioso y estimulante para no olvidarse de agendarlo. Hace 2 domingos Canela mostró la muesta de esta artista pero lamentablemente me perdí Colectivo imaginario, así que tu reseña me vino genial y me pareció preciosa.
¡Gracias!
Un beso,
Natalia.