martes, 15 de diciembre de 2009

Otros placeres...

No sólo de moda y tendencias se vive, no es cierto? Por suerte hay muchas cosas que nos reconfortan y nos permiten abandonar por un momento las preocupaciones cotidianas y el agobio laboral y social para sumergirnos en experiencias mágicas, únicas... En un par de semanas tuve la oportunidad de disfrutar de dos espectáculos que me conmovieron. Primero asistí a la última función en Buenos Aires del musical El fantasma de la ópera, y el viernes pasado ví Piaf, con la increíble Elena Roger. En ambos casos, y por motivos diferentes, me felicité por haber ido. La calidad de las obras, la entrega de los artistas y la sensación de estar ante hechos verdaderamente excepcionales, me confirmaron que todavía hay espacios para entregarse al placer del goce artístico.

Debo aclarar que no soy muy amiga de los musicales, que me cuesta meterme en la trama cantada y que siempre los consideré un género menor en comparación con la ópera, expresión musical que me gusta y de la cual soy asidua concurrente. Pero esta obra -el fantasma-, y sobre todo el hecho de ser una puesta acorde a la de Broadway, me llevó a reconsiderar la negativa y finalmente me decidí por ir. No solo no me arrepiento, sino que de no haber bajado ya de cartel, se las recomendaría con gusto. Fue una verdadera sorpresa la puesta en escena, la calidad de los intérpretes y la potencia lograda en el escenario. A modo de bonus track pude disfrutar de la despedida de todo el elenco y de las cálidas palabras de Carlos Víttori para con el público y su gente. Un cierre a pura emoción.






Claro que aún me faltaba lo mejor, lo que para mí es el acontecimiento del año, la Piaf. En principio, me declaro fanática del gorrión de París desde siempre, desde que escuché a esa mujer pequeñita que cantaba con una voz muy especial unas melodías tristes, pero encantadoras... Cuando ví la película, La viè en rose, me conmovió conocer la historia detrás del personaje y mi admiración fue mayor aún. Saber que trás una artista descomunal había una pobre chica con una vida miserable y decadente, me hizo quererla más. Por eso, cuando supe del espectáculo de Elena Roger pedí que por favor viniera a la Argentina, y el sueño se me cumplió. No fuí al estreno ni me abalancé en la boletería, dejé pasar el furor y esperé con paciencia, como se espera a los buenos vinos. Finalmente, el viernes pasado me llegó el turno y allí estuve, en el palco n° 2, casi arriba del escenario.



Les digo que me conmovió hasta las lágrimas... Desde el primer acorde que canta Roger creí estar en presencia de la propia Piaf. Toda la obra sentí esa mezcla de admiración por Elena y su majestuosa interpretación, y la sensación de estar en 1950, en cualquier teatro en el que Piaf presentaba sus espectáculos. La potencia de Roger en escena, la interpretación que hace de la môme y la puesta de la obra en general, son excepcionales. No tengo idea de hasta cuando podremos gozar de esta maravilla en Buenos Aires, pero les aseguro que si van no saldrán defraudados, al contrario, es un regalo de navidad para compartir. Les dejo un link para que vean el video con imágenes del show y de fondo, no crean que escuchan a Piaf... Es Elena Roger cantando Non, Je ne regrette rien. Que lo disfruten... Besos:>


http://www.youtube.com/watch?v=RrI3afW8LR0&feature=related

10 comentarios:

NATALIA SCHUMP dijo...

buen dia Matichica!!!muy lindo el post de hoy,me gustan mucho los musicales, fui dos veces a ver Dracula de Cibrian-Mahler, una obra maestra realmente!!!cuanto talento hay en nuestro país a la altura o mas alla de cualquier espectaculo internacional, te cuento que con mi marido somos re fanaticos del fantasma de la opera, no pudimos ir a verla por cuestión de $$$, pero este año nos regalamos ver a una diva, el ángel de la música: Sarah Brightman, estuvo el 17/10 en el luna park, fue grandioso, no lo podiamos creer, ella es la Christine Daaé original, los temas de la obra Phantom of the Opera, fueron compuestos para ella por su ex-marido el mismo Andrew Lloyd Weber!!! asique no pudimos ver el musical, pero no nos podiamos perder de ver a Sarah, y cuando interpreto el tema principal del Phantasma de la Opera con un tenor invitado a su show, fue muy emocionante, la ovacion de pie duro unos minutos....muy lindo tu post, me alegro que hayas disfrutado de estas obras, son maravillosas, y la musica llena el alma =). Saludos!!! Nati.

Laureano dijo...

un placer releer y saborear esas veladas...fui a una contigo Matichica!
Por muchos placeres mundanos mas!!!
Un hermoso saludo bloggero para este 2010 a todos tus lectores.
Laureano

Marce dijo...

Mati, que suerte tenés, que envidia tengo! Tenía las re ganas de ver el Fantasma de la Opera, pero a falta de acompañante, la dejé pasar...y ahora se me fue =(
Y la Edith Piaf voy a comentar con mi familia, a todos nos gusta mucho su música (tenemos la peli, también, obvio!) así que capaz nos damos el gusto.
Gracias por la excelente reseña!
Que tengas un lindo día =)
Besos

Anónimo dijo...

Qué hermoso post, Matichica! Felicitaciones! Lograste transmitir tu emoción a quienes, como yo, por razones de distancia (vivo en Santa Fe) solemos perdernos tan buenos espectáculos. Vos sabés que mi marido, que por motivos laborales estuvo unos días en Buenos Aires, casualmente fue a ver "El Fantasma..." Volvió enloquecido.Con el DVD, el CD, todo. Así que por lo menos lo vi en DVD. Lo que debe ser en vivo! Y Elena Roger, por Dios, qué genia! Gracias nuevamente por compartirlo. Vildalive.

Mumi dijo...

yo soy una GRAN fanatica de la opera, por desgracia aqui en tucuman hay 2 por año pero me bajo todos los dvd que puedo
mis favoritos son callas, domingo, netrebko, y villazon genios genios
quizas en mayo me voy al colon a ver la boheme

y a edith la adoro , amo las letras de sus canciones y su voz y los duos con Theo Sarapo o charles aznavour..
espero q siga en enero cuando valla a bs as

matichica dijo...

Hola gente! Qué suerte que les guste este post, tenía mis dudas, pero sabía que entre los lectores habría almas gemelas, ja!!!
Naty: qué bueno lo de Sarah, una diva como decís y claro, la mejor Christine, lejos...
Lau: me encantó que estuvieras allí, fue un momento genial!
Marce, no te pierdas la Piaf, es un verderadero placer!
Vidalive: el efecto post fantasma es tal cual, yo no podía dejar de canturrear las canciones, volví locos a todos. Con Piaf, igual, je!
Mumi: sos de las mías, creo que el dúo Villazón-Netrebko es de lo mejor que ha surgido últimamente, claro que Domingo y Callas no tienen comapración. Divos todos!!!
Gracias por comaprtir conmigo sus emociones, besos:>

Mrs. Fruticienta dijo...

Holaaaa! me quedare con las ganas de ver el Fantasma...... solo se que apenas pueda llevarea mis hijos a ver Cascanueces.
Besotessss

Natalia dijo...

muchas gracias
es verdad lo q decxis yo trabajo para q otros me lean, te agradezco mucho!!!!!! y me encantó tu blog
besitos

Anónimo dijo...

Matichica!! adoro los musicales, es un género que me fascina.. he ido a Chicao y al Fantasma (compra de dvd incluida).. lástima que no tengan precios más populares, pero entiendo que lo maravilloso de las puestas en escena y demás seria imposible con costos mas económicos. Son magia pura!! que bueno que fuiste a la Piaf, alla voy también!! Un beso Leti.

Cecy dijo...

Hola Mati:

Que envidia que tengo, tengo tantas ganas de ver Piaff que por el momento me conformo con ver la pelicula, la que he visto mil veces ya.
El gorrion de Paris es lo mas conmovedor que descubri por casualidad.
Por eso el año que viene me mudo a Baires, no me quiero perder mas este tipo de actividades.
Besos y muy buen post, te super admiro.

Tu estetisismo es barbaro, Te felicito.